jueves, 29 de noviembre de 2007

Vayan a verla



Del cantar Beowulf se han filmado varias versiones cinematográficas. Tengo el gusto de conocer una protagonizada por Christopher Lambert, la cual es simplemente mala. El poema épico fue escrito aproximadamente en el año 750 dC y consta de más de tres mil versos. Entre la épica castellana y la nórdica-anglosajona hay diferencias abismales, incluso en el concepto del héore (propia de ambas tradiciones) tendrán divergencias; mientras el Cid Campeador es honorable por su valía de corazón y de acciones, Beowulf es un héroe ensimismado y perseguidor de batallas personales. Al fin héroe, Beowulf tiene una muerte honorable después de entablar una batalla feroz con un dragón, una diferencia más con la épica castellana, pues el Cid nunca se enfrenta a seres sobrenaturales. Beowulf se divide en cuatro cantos (Gréndel, La madre de Gréndel, El regreso de Beowulf y El dragón). Beowulf es un joven guerrero quien libra a los daneses de un ogro llamado Gréndel y de la mortífera madre de éste. La batalla final, con el dragón, le trae honor y más gloria al joven y a su amigo Winglaf.

La nueva versión animada dirigida por Robert Zemeckis es una de las mejores películas que he visto en este año. El trabajo de animación es espectacular, también el mejor que he visto, y la música, estupenda. A la historia le hicieron varios cambios, de modo que quien lea el cantar y vea la película se encontrará con diferencias mayúsculas. Mientras un espectador perfeccionista se verá defraudado, el que sabe de la exigencias y licencias del relato cinematográfico se sentirá satisfecho. El guión de esta versión fue escrito por Neil Gaiman (para mayores referencias el guionista de la novela gráfica Sandman) y lo que hizo fue usar el poema épico y nutrirlo con otras antiguas historias que mucho lo favorecieron: el enfrentamiento de los padres con los hijos, la gestación de seres mitad humanos y mitad monstruos, el motivo del tesoro cuantioso que debe conservarse íntegro y la maldición que pesará sobre aquél que ose robarlo, etc. Además, es muy interesante cómo el guión de la película tiene varios niveles de interpretación, pues en el fondo la historia de Beowulf es la del cristianismo contra el paganismo nórdico-germánico. Lo que se contempla es el fin de los tiempos de Odín y Thor y el inicio de los de Cristo.

Para terminar, es importante destacar que los animadores usaron bosquejos de los rostros de los actores que dan su voz a los personajes como John Malkovich (para mí una de las mejores voces masculinas), Anthony Hopkins, Ray Winstone, Brendan Gleeson, Robin Wright Penn y la voz de la sobreexpuesta actriz, Angelina Jolie.