jueves, 5 de julio de 2007

Yo sobreviví a la explosión de PEMEX en Celaya

A continuación presento la narración de la aventura mañanera de mi hermano, residente de Celaya, la puerta de oro del Bajío, y la residencia de las explosiones. ¿Será por eso que algunos celayenses somos tan explosivos? Celaya fue durante mi niñez un lugar tranquilo. Pero se trata hoy en día de un municipio olvidado por las autoridades. además, la pena ajena nos embarga porque Martita Sahagún vivió allá y Fox se llevó a mi pobre ciudad entre las botas.


Hubo hoy una explosión muy fuerte en un ducto de PMX de gas natural y propano, que está junto a una avenida nueva que están construyendo, esta avenida une la entrada de Celaya con la carretera a Salamanca y la carretera a Salvatierra.

Yo estaba dormidote y escuché un ruido muy fuerte como de un avión aterrizando pero que duraba mucho tiempo, en plena modorrés pensé: "uno de los aviónes de Bachoco otra vez esta aterrizando muy bajito". Pero me cayó el 20 que el aeropuerto cierra por las noches. Lupix me despertó totalmente y me llevó la ventana, desde la casa la flama estaba a unos 7 km pero se veía facilmente de unos 100 mts de altura, hacía un ruido enorme como un soplete pero a lo jijo, me tocó ver una segunda explosión con hongo de humo y toda la cosa.

Aunque no sabíamos qué era en esas altas horas de la madrugada, pensé que era una gasolinería o una pipa que hubieran estallado, supuse que no nos tocaría ninguna consecuencia, pero el humo que se estaba respirando era cada vez más fuerte, así que decidimos hacer una primera graciosa huida a casa de mis suegros, ya allí la cosa era mucho menor, lo malo fue que todos pensamos lo mismo y había congestionamientos como si fueran las tres de la tarde.

Finalmente nos enteramos por el radio de lo que había pasado. Nos quedamos dormidotes pero ahorita son las 14:46 y aún está la columna de humo, ya la flama debe ser muy pequeña pero aún así se ve el humo.

Esa es la triste historia del tubo chamuscado, le echaban la culpa a un rayo pero después se supo que hubo otras explosiones en Salamanca y Valle de Santiago, así que estoy seguro que fue el Peje que recordó sus desmanes en Tabasco y se puso a lo Nerón a quemar ductos o lo que es menos probable: los tubos de PMX que están ya todos dados al cuaz, podridos, viejos y tronaron por una subida de presión.

¿Cómo veis nomás?